¿Cómo preparar a mis hijos para una adopción?

adopción-familia-con-hijos-biologicos
Imagen extraída de: http://www.funinfa.org/wp-content/uploads/2013/02/adoption-photo.jpg

Quiero saber cómo puedo preparar a mis hijos de 7 y 10 años para la llegada de un nuevo hermano más pequeño. ¿Cómo les explicamos su llegada para que lo acepten como un hermano más?

Con esas edades, hay que ser ya lo más sincero posible. La adopción es un hecho tal natural como el divorcio, la muerte, los matrimonios homosexuales o ver a un niño transexual. Es algo que está ahí, y en muchas series de televisión que ellos ven han llegado a ver un caso así. Por lo tanto, mi consejo es que trates este asunto con la mayor naturalidad posible. Reúne a toda la familia en el salón, y explicadle que habéis decidido adoptar a un niño, y que ahora tendrán un hermano más. Contadle que, aunque no lo hayan tenido “en su vientre”, será un miembro más de la familia y que igualmente será su hermano porque vosotros vais a ser sus padres a partir de ahora. Al principio pueden sentir un poco de impacto, pero una buena manera de motivarles con la llegada del nuevo hermano es que ellos pueden convertirse en sus “minitutores”.

Ellos pueden ayudar a su nuevo hermano a enseñarle su nueva casa, su nuevo colegio, su nuevo barrio, presentarles a todos sus amiguitos para jugar juntos…Poco a poco se convertirán en grandes amigos a la vez que hermanos. Intenta involucrar todo lo que puedas a tus hijos en este proceso de adopción y adaptación del niño en su nueva vida. Y, por supuesto, nunca dejéis de atender a vuestros hijos por atender al “nuevo”, para evitar cualquier situación de celos. Preocuparos a diario por los tres hijos y comunicaros con ellos y pedirle su participación en
todo momento.

Anuncios

¿Cómo afrontar un divorcio cuando tenemos niños pequeños?

divorcio-padres-hijos
Imagen extraída de: http://relacionesfamiliares.com/wp-content/uploads/2015/10/padres-separados-.jpg

Si ya no existe amor entre ustedes dos, no tienen por qué seguir siendo pareja. No tiene sentido. Ahora la cuestión es saber cómo van ustedes dos a comunicarle esta situación a sus tres hijos. Deben ustedes reunir a toda la familia y explicarse a sus hijos pequeños que sus padres ya no se quieren como antes y que han decidido separarse y vivir por separado sus vidas, pero que a pesar de ellos ellos seguirán siendo sus padres y que se preocuparán a diario por ellos.

¿Cómo afrontarlo? Independientemente de si ustedes deciden optar por la custodia compartida o no, siempre el padre y la madre debe informarse sobre el estado de salud de sus hijos. Visitadles con frecuencia, llamadles por teléfono, llevadlos a merendar…y a ser posible acompañadlos los dos. Ellos deben ver que, aunque su padre y su madre hayan decidido divorciarse, ellos dos pueden seguir siendo amigos y verse con normalidad, y estar juntos junto a sus tres hijos. Incluso podrían ir los dos juntos al menos una vez a la semana a recoger a sus hijos del colegio. Y si uno de los dos conoce a otra persona, puede visitar a su expareja y a sus hijos acompañado de su padre, ¡y hasta cenar en nochebuena juntos!

La clave de la intervención es que, a pesar de que se hayan divorciado, ustedes deben seguir preocupándose a diario para ver a sus hijos, visitándolos y hablando con ellos a diario para que ninguno de los tres eche en falta a su padre y a su madre, y seguir preocupándose por su educación. Ellos deben ver que sus padres pueden estar juntos aunque estén divorciados, y si ven que sus padres son felices, ellos podrán serlo también, y aprender que su padre y su madre pueden enamorarse de otras personas y ser felices con ellas. No hay que esconderles nada, porque poco a poco deben aprender que estas circunstancias pueden darse en cualquier momento.