Trastornos del desarrollo

trastorno-del-desarrollo-cadiz
Imagen extraída de: https://www.etapainfantil.com/wp-content/uploads/2015/03/Trastorno-generalizado-del-desarrollo-e1427111053754.jpg

Los trastornos del desarrollo son trastornos con base neurológica que pueden afectar al desarrollo de competencias y habilidades esenciales para la vida cotidiana, como la comunicación, la atención, la memoria y el razonamiento, entre otros. Pueden a su vez afectar a la conducta del sujeto a la hora de relacionarse con otras personas, tanto en el contexto familiar como escolar. A raíz de ello, su rendimiento académico puede verse afectado y, por lo tanto, dificultar la consecución de aprendizajes esenciales. Es por ello que, desde el Gabinete Psicopedagógico Kaposkly, se desea ofrecer un servicio de diagnóstico e intervención psicopedagógico con el objetivo de ayudar a las personas, sea del nivel que sea, a progresar en aquellos procesos cognitivos que pudieran estar afectados, así como evolucionar su conducta a una más socialmente adecuada, así como ayudarles a ser más autónomos, tener mayor capacidad de auto-control, ser personas más reflexivas y cuya concentración en los procesos de enseñanza-aprendizaje mejoren.

Dentro de esta sección, hay diferentes epígrafes dedicados a diferentes tipos de trastornos:

  1. Trastorno Espectro Autista, incluyendo el Síndrome de Asperger: Las personas afectadas tienen dificultades para comunicarse con otras personas o comunicar sus sentimientos o cualquier información (función simbólica), afectando por ello a sus relaciones sociales, a la interacción con otras personas y, por ello, a sus aprendizajes.
  2. Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH): Las personas afectadas tienen dificultades para mantener la concentración, y si poseen además la hiperactividad, suelen ser personas muy impulsivas y que pueden llegar a tener problemas de conducta, entre otros, pudiendo afectar todo al desarrollo de aprendizajes.
  3. Trastornos del comportamiento o problemas de conducta, entre ellos el comportamiento agresivo, el mutismo selectivo o el déficit en habilidades sociales, entre otros, con sus correspondientes consecuencias en el aprendizaje de diferentes conocimientos, procedimientos y actitudes.
  4. Adicción (o uso inadecuado) de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC): Teléfonos móviles, televisión, videojuegos, redes sociales, Internet, servicios de mensajería instantánea (WhatsApp), etc.

Se sugiere acceder a aquella sección que más pueda responder a sus intereses. Para cualquier otra cuestión, acudan a la sección de “Contacto“.