Autismo y Síndrome de Asperger

Trastorno Generalizado del desarrollo: Autismo y Síndrome de Asperger, en Cádiz
Imagen extraída de: http://educandoamihijo.com/wp-content/uploads/autismo1.jpg

Acerca de los niños con Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD)

Los trastornos generalizados del desarrollo (TGD) se caracterizan en que las personas que lo poseen, tienen dificultades para comunicarse con otras personas y establecer relaciones sociales. Además, presentan un carácter muy esteriotipado y cerrado, realizando una serie de actividades y rutinas restringidas, carácter obsesivo y dificultades para captar y entender las emociones de los demás y captar el sentido de algunas expresiones lingüística, como los refranes, las bromas o metáforas, entre otras características. Dos de los trastornos más conocidos y que con mayor frecuencia son diagnosticados en los niños que poseen un TGD son el Trastorno Espectro Autista (TEA) y el Síndrome de Asperger.

Desde el Gabinete Psicopedagógico Kaposkly, se considera imprescindible diagnosticar e intervenir cuanto antes con estos alumnos para conseguir reforzar todas sus habilidades fundamentales, como la autonomía, las habilidades sociales, la inteligencia emocional y la función simbólica en general (es decir, la capacidad de comunicarse con los demás de forma que podamos recibir una respuesta coherente, en relación a lo que intentamos transmitirle). Los sistemas aumentativos y alternativos de la comunicación (SAAC) son imprescindibles para poder iniciar y reforzar en este alumnado sus habilidades comunicativas y el posterior desarrollo del lenguaje.

Metodología de trabajo para el apoyo educativo dirigido a niños y adolescentes austistas o con Síndrome de Asperger

En primer lugar, tendríamos una primera entrevista con las familias para recoger la máxima información posible sobre la caracterización de sus hijos, además de poder tener una primera entrevista con él mismo. También le podríamos solicitar informes y documentación procedente de su centro educativo. Si fuese necesario, realizaríamos un diagnóstico, pero en el caso de que estuviese ya diagnosticado, según la información que recopiláramos planificaríamos un proceso de intervención psicopedagógica y psicológica con el objetivo de ayudarle a reforzar aquellas áreas en las cuales tienen más dificultades.

Las líneas de trabajo giran en torno a las siguientes áreas:

  • Conocer, en líneas generales, que son los trastornos generalizados del desarrollo, que el niño sepa qué es lo que le sucede.
  • Desarrollo del lenguaje y de la comunicación. Conciencia fonológica. Aprender a “señalar”.
  • Programas de integración gestáltico: Seguimiento de la mirada, Habituación-deshabituación, cierre gestáltico, pertenencia-seriación, categorización, simbolización, percepción-inferencia, cierre gestáltico.
  • Desarrollo de la autonomía para realizar hábitos de la vida diaria (vestirse, alimentarse, asearse, ducharse, etc.), empleando diferentes SAAC como los guiones sociales, las historias sociales, los tableros de comunicación, etc., donde los sistemas pictográficos o simplemente “pictogramas” cumplen con un papel fundamental. Se agradece la grandiosa labor del  portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa (ARASAAC) aportando numerosos pictogramas, imágenes y software para realizar estas tareas.
  • Funciones ejecutivas, como la atención y la planificación para resolver problemas.
  • Habilidades sociales y capacidad de autodeterminación, para tomar sus propias decisiones.
  • Desarrollo de la inteligencia emocional, la capacidad para comprender a los demás y sus emociones. Actividades que giran en torno a la “Teoría de la mente” (sentimientos, gestos y expresiones faciales, interpretación de situaciones en función del contexto, comprensión de preguntas, interpretación de ruidos, resolución de problemas, pensar e interpretar las intenciones, falsas creencias, saber perder y ganar, trampas y engaños, conversación y función informativa, bromas, juicios morales, etc.). Desarrollo de la afectividad.
  • Combinado de terapias artísticas y musicales. Discriminación de formas.
  • Técnicas de relajación. Desarrollo de la psicomotricidad. Habilidades cognitivas (percepción, conceptos básicos, memoria, conceptos numéricos, operaciones y problemas, razonamiento abstracto).

Se utilizarían tanto recursos analógicos como digitales, donde la interacción entre el niño o adolescente y el psicopedagogo será fundamental para favorecer su desarrollo educativo.

Si desea obtener más información sobre este servicio, acuda a la sección de “Contacto“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s