¿Cómo puedo ayudar a mi hijo en su primer año de carrera universitaria?

Buen estudiante universitario
Fuente: http://media.leanoticias.com/wp-content/uploads/2016/03/buen-estudiante-universitario-1.jpg

Mi hijo de 18 años se ha matriculado en ingeniería. Siempre ha sido un estudiante bueno y ahora se ve abrumado por las asignaturas y las malas notas.Nosotros como padres le decimos que confiamos en él y que si no le gusta que puede hacer otra carrera o bien un módulo superior. Lo importante es que haga algo que le guste. Pero él dice que le gusta pero que no va a poder aprobar. Por otro lado vemos que no dedica el suficiente tiempo al estudio. Lo vemos más tiempo jugando a la playstation pero él no acepta el comentario y dice que está estudiando Pero que no sabe y no sabe. No se como ayudarlo ni que más decirle. Va ahora a clases dos veces en semana pero los días que no va no lo veo yo que estudie mucho la verdad

El primer año de grado universitario siempre es muy duro debido al salto de calidad que supone con respecto al Bachillerato, la mayoría de las veces demasiado brusco, sobre todo en las ingenierías. Es posible que su hijo no haya asumido aún que ya no está en el instituto y que no puede seguir ya con el mismo ritmo de estudio que tenía antes, el cual tal vez con un poco de esfuerzo salvo en momentos contados tenía suficiente para poder aprobar las materias. Ahora la situación cambia y tiene que pasar por un período de adaptación a este nuevo ritmo.

¿Qué hacer? Antes que nada, es importante trabajar su autoestima y esa idea que tiene de que no va a poder aprobar. Hacerle recordar todo lo que ha hecho hasta ahora, así como el hecho de que le gusta lo que estudia, y que si desea graduarse y ejercer profesionalmente como ingeniero debe luchar por mejorar su situación, no acomodándose en el ritmo de ahora y pensar qué debe cambiar para poder mejorar sus notas así como obtener aprendizajes más significativos. Posiblemente haya que revisar sus hábitos y sus técnicas de estudio, así como las dificultades generales que tiene con las materias. En un gabinete psicopedagógico se le puede ayudar a adquirir estas técnicas, diseñar una planificación de estudio, un horario de estudio y otro para el ocio (por ejemplo, para jugar con la consola)…y valorar si salió de Bachillerato con lagunas en algunas materias clave como matemáticas o física, y plantear la posibilidad de apuntarse a alguna academia de estudios o que un profesor particular acuda a su casa a darle clases (esto iría dentro del horario de estudio).

Hablad con vuestro hijo, transmitid que estáis muy preocupados por su trayectoria y que al ser el primer año es normal que sea más duro, pero que hay personas que pueden ayudarle a mejorar sus resultados y mejorar de forma progresiva con el paso de los semestres. Y que lo que estas personas le aporten le servirá tanto para graduarse como ingeniero como para futuros estudios que realice o en el propio trabajo. Las habilidades serán transversales a otros ámbitos.

 

Anuncios

¿Qué puedo hacer si mi hija desea dejar la carrera universitaria?

dejar-estudiosMi hija quiere abandonar la carrera en primer curso porque asegura se ha equivocado y no le gusta. El problema es que no me da alternativas para comenzar otros grados y le veo muy perdida apuntando sin dirección. El temor es que con esa inseguridad encadena abandono tras abandono.”

Antes que nada, habría que asegurarse de si desea abandonar la carrera universitaria porque no le gusta o porque tiene miedo a fracasar o no se siente capaz de sacársela. El primer curso siempre es el más duro de todos, ya que el grado siempre supone un salto cualitativo a nivel de esfuerzo y complejidad con respecto al Bachillerato, y dependiendo siempre de la carrera. Es normal traer varios suspensos el primer año, pero poco a poco, a medida que se va adaptando, se recupera todo. Hay que comprobar primero cuál es el real motivo por el que su hija ha decidido abandonar la carrera.

Si realmente no le gusta la carrera o no cumplió con sus expectativas iniciales, pues la recomiendo iniciar un proceso de orientación académica y profesional. En un gabinete psicopedagógico, pueden hacerle un estudio de su personalidad, intereses y aptitudes con el objetivo de extraer un perfil con una serie de salidas académicas y profesionales asociadas, que pueden ayudar a su hija a orientarla en sus decisiones. Ella es quien debe decidir. Y por cierto, no tiene por qué cerrarse solamente a los grados universitarios. En España hay una amplia variedad formativa que puede satisfacer a su hija: Ciclos formativos de grado superior, certificados de profesionalidad (formación profesional para el empleo), enseñanzas deportivas, enseñanzas de idiomas, enseñanzas artísticas…Lo importante es que su hija estudie y aprenda algo que la haga feliz y la llene, independientemente del nivel educativo al que pertenezcan esos estudios.

Si finalmente se tratara de “Miedo al fracaso”, pues conviene trabajar su autoestima, así como su visión de los suspensos o repeticiones de asignaturas, partiendo de sus creencias, así como de lo que significa para ella “aprender”. También puede ser útil, si se diagnosticase, trabajar técnicas de estudio adaptadas a la enseñanza universitaria, si se diera el caso.

Finalmente, si es la primera opción y ninguna de las opciones convence a su hija, podría ser una buena opción optar por otros estudios mientras reflexiona con calma lo que desea estudiar. Por ejemplo, puede irse al extranjero a estudiar un idioma, o incluso trabajar de algo que esté en su mano para aprender otras habilidades personales que no se aprenden estando sentada en un pupitre.

Miedo a la hora de decidir qué carrera universitaria elegir

 

elegir-carrera-universitaria
Imagen extraída de: http://tmp.aprendemas.com/guias/EspecialElegirCarrera2011-2012/Imagenes/Indexbanner2.jpg


“Actualmente estoy cursando 2 bachiller de ciencias de la salud (Biología, química, matemáticas), y mi primera opción era enfermería. En mi comunidad la nota de corte es muy alta y es casi imposible acceder a estudiar ese grado, por lo que me vi obligada a buscar una segunda opción ”por si las moscas”. He escogido ingeniería química, pero me da bastante miedo equivocarme… Yo soy de ciencias de la salud, y en las ingenierías se suele cursar dibujo técnico y física… He estado mirando el plan de estudios de esta carrera y me gustan bastante las materias y las practicas que se llevan a cabo, pero yo siempre he pensado que si en bachiller no cursas alguna asignatura que en la carrera te piden, te puede ir muy mal… No sé muy bien como orientarme… por más que busco información por todas partes no logro decidirme… ¿Algún consejo? 

Gracias

Estimada:

Si lo que realmente te interesa es enfermería, ¿por qué no lo intentas? Si no entras en ninguna universidad de tu comunidad autónoma, intenta en otras del resto de España. Existen muchas ayudas y becas para estudiantes que tienen que irse fuera de casa para estudiar, o incluso universidades privadas donde la nota de corte es más baja (si se da el caso de que podéis costearos eso).

Si quieres ver otras opciones, en primer lugar, decirte que si hay materias que no has estudiado y que son claves en otros grados, pues todo se aprende. Puedes desde matricularte en clases particulares durante el verano, y/o cursar algunas materias de física y de dibujo de nivelación que ofertan algunas facultades, para coger el ritmo. El lado positivo es que serás más polivalente en cuanto a dominio de materias. Si algo te gusta y te interesa, no dejes que tu rama de bachillerato o el no haber estudiado una materia o no dominarla bien te impida cumplir tus metas. Ahora, ¿estás seguro de que te interesa escoger una ingeniería? ¿o la coges solamente por el hecho de ser de ciencias?

Piensa en donde te gustaría verte dentro de unos años. Piensa por qué deseas estudiar enfermería, es decir, qué te atrae de los estudios, de la profesión, de lo que aportas a la sociedad, etc. Y lo mismo con ingeniería y otras carreras. Sobre todo es importante conocer las funciones que desempeñarías y los diferentes puestos de trabajo a los que puedes acceder, para saber si te ilusionaría ejercer de ello para toda la vida. Si estudias algo cuyas salidas laborales no te estimulan, o piensas que no vas a pasar más de cinco años ejerciendo de ello, tal vez deberías replantearlo.

Si tienes dudas, te recomendaría acudir a un gabinete psicopedagógico con el objetivo de que te hagan una entrevista y unas pruebas para valorar tu personalidad, tus intereses y tus aptitudes, con el objetivo de determinar un perfil del cual surjan una serie de salidas académicas y profesionales asociadas a tu perfil, y conocer a fondo cada una de ellas. Esto sería orientativo, tú eres luego quien toma la decisión final.

Un cordial saludo y ánimo.