Mi hijo de 4 años dice a todo “NO”

nino-diciendo-no
Imagen extraída de: http://www.paraelbebe.com/18-maneras-de-decir-no-de-forma-positiva/

Mi hijo de 4 años se porta muy bien y obedece a todo en el colegio pero con nosotros es todo lo contrario. Todo le viene mal y a todo dice que no, vestirse, comer, lavarse, bañarse, irse a la cama, salir a la calle, volver a casa. Absolutamente todo. Esto genera continuas riñas con el y ya no se que puedo hacer diferente. He leído que puede ser que quiera llamar nuestra atención pero es que estamos con el, jugamos, lo llevamos a sitios. Sufre de adenoides y van a operarme y yo pienso que puede ser que este cansado continuamente al no descansar bien.

Son dos contextos diferentes. Vosotros sois sus padres, os tiene mucha confianza y sabe cómo vais a responder ante cualquier conducta. En su centro educativo puede que también sepa lo que puede pasar si su conducta es negativa, de ahí a que se comporte mejor. Es posible que su estado físico esté influyendo, pero no debe justificar nunca una mala conducta. Con respecto a los “no”, debéis actuar de manera que vea las consecuencias de sus actos. Por ejemplo:

-“No quiero comer“: Pues se queda sin comer, y cuando tenga hambre, no podrá comer nada hasta la siguiente comida en familia que se haga. En caso de que sea porque no le guste el plato, ved si podéis cocinarlo de una manera que le guste o acostumbradle a comerlo poco a poco alternando con algo que le guste).
-“No quiero vestirme“: Como sacarlo en pijama a la calle resulta humillante, se le puede vestir poniéndole encima la ropa, y si no le agrada, pues debe vestirse.
-“No quiero salir a la calle“: En esta situación, como no podrá quedarse solo (lograría su objetivo), se puede pensar en castigarle sin algo que le guste o haciendo algo que le desagrade (por ejemplo, fregar los baños).

En todo momento tenéis que alabarle cuando se porte bien, con abrazos y bonitas palabras, valorando que él es un chico inteligente y muy capaz. Solo en caso de que no haya manera de que cambie de conducta, se le castigará obligándole a hacer algo que no le agrada o dejándole sin algo que le guste durante ese día o un breve período de tiempo. Si veis que se pone a protestar por alguna cosa sin importancia o a faltaros el respeto, dejadle solo y decidle que no hablaréis con él hasta que se calme y deje de faltar el respeto. Cuando se calme, ya podéis acercaros a él.

Son solo algunas ideas. Si veis que tenéis dificultades, os recomiendo acudir a un psicólogo infantil. Nunca recurráis a la violencia física ni verbal. Si veis que se encuentra dolorido por su enfermedad, consoladle y decidle que él es un niño fuerte y que confiáis en que va a soportar este dolor y se va a enfrentar a ello.

¡Mi hijo de seis años no habla!

niño-no-hablaEl tiene 6 años y no habla, apenas y dice mamá, pide las cosas señalando o haciendo berrinche, se comporta de una forma muy imperativa, lanza cosas, salta, además de que golpea o te tapa la nariz, y aunque se le diga que no tenga ese tipo de comportamiento simplemente no hace caso, es como si no supiera que le están hablando, esto solo lo hace con familiares que conviven con el pues, con personas desconocidas y con otros niños se comporta de forma muy tímida y suele apartarse y quedarse solo, en su casa le pusieron la mala costumbre de estar viendo vídeos en YouTube todo el día, pues el la única forma en que pueden hacer que se quede quieto, este año ya debería a ver entrado a la primaria pero en ninguna lo aceptan porque no puede hablar y su madre no puede pagar por una escuela especial, desde hace dos años que está yendo a psicólogos, terapias pero nunca ven ninguna avancé, su mamá ya no sabe que hacer, el tiempo esta pasando y el niño sigue comportándose como un bebé.
En verdad quiero encontrar una formar de como ayudarlo, pero no puedo estar con el todos los días, me da tristeza que me sonría tan forma tan inocente y que si vida se siga pasando sin que se de cuenta.

Además de llevarlo al logopeda para que le realice un estudio, te sugiero lo siguiente:

1-No aceptéis que solo use frases de una sola palabra o gestos para conseguir lo que quiere. Si ve que con solo señalar algo con el dedo ya logra su objetivo, lo que hacéis es reforzar a que no use el lenguaje verbal. No hacedle caso e intentar pedirle que hable para pedir lo que desee. Y cuando quiera decir algo, intentar animarle a que use palabras, diciéndole amablemente: “me gustaría que me hablaras, así sabré mejor lo que
necesitas”. Si experimentáis algún avance, alabad su esfuerzo y reforzarlo.

2-Posiblemente su mala conducta sea debida a que quiere llamar la atención de vosotros para conseguir lo que desea, por ejemplo, ser el centro de atención de sus seres queridos. Con vosotros tiene más confianza al ser su familia y solo necesita llamar la atención de vosotros para satisfacer sus intereses. Cuando ejecute una mala conducta, no hacedle caso, no responderle, y tan solo hacedle caso cuando se porte bien o pare. En ese momento, le decís: “ahora que te estás portando bien y estás tranquilo, hablaré contigo“. Si veis que hay avances, alabad el esfuerzo y reforzarlo.

¿Qué tal se comporta en el colegio con sus compañeros/as de clase y con sus docentes? Es importante que estas pautas las apliquen en el colegio. Conviene que su tutor o tutora os aporte toda la información necesaria sobre su conducta en el colegio, llevadla al pediatra y que él os derive al logopeda clínico y, si lo viera oportuno, al psicólogo o psiquiatra de la unidad de salud mental más cercana. Podéis llevarlo a uno privado si queréis más urgencia y más sesiones a la semana, pero si estáis mal de dinero, acudid a la sanidad pública. Puede que haya alguna asociación que organice talleres logopédicos que podrían ayudarle.

¿Será mi hija capaz de resolver los conflictos que surjan de forma autónoma?

conflictos-niñosMira soy papá de una nena de 3 años que recién empezó a ir a un caif, a ella le a ido muy bien, pero la conozco y a veces observó cómo a ella le frustran las situaciones que no puede controlar, por ejemplo que otro niñ@ no comparta los juegos con ella, y lo que más me llamó la atención puntualmente de verla, fue: un niño hizo llorar a una nena, quitándole un juguete, ella la abrazo y dio un beso, esa niña 2 minutos más tarde le quitó a ella otro juguete, al verse molesta atino a morderse la mano y gritar, obvio no me contuve y la abrace pedí que se calme y le di un beso y la mandé jugar con otra cosa, pero cada vez que la dejaba sentía que ella me necesitaba por esas situaciones y no me gusta pensar en ello pero no puedo evitarlo, la pregunta puntual es cuál es la manera correcta de ayudar pero para que ella aprenda a resolver esas situaciones sin generarse ni generar a otros agresión de algún tipo, no sé si se entiende mucho lo que quiero saber pero es más o menos eso, desde ya muchas gracias.

La mejor manera de ayudar a tu hija es enseñándole pautas para resolver conflictos típicos que pueden experimentar los niños y niñas de 3 años. No debes nunca protegerla, sino enseñarle esas pautas que les ayuden a madurar, a mejorar sus habilidades sociales y a tener más confianza en sí misma. Esto repercutirá de manera positiva en su autoestima.

Te recomiendo hacer simulaciones con juguetes donde representéis escenas típicas que ha vivido en la escuela u otras que hayan podido ver en los dibujos animados de la televisión o en el parque. Los dos debéis interaccionar usando juguetes y representando el comportamiento ideal en cada juguete, según el contexto del conflicto. Luego debes ponerlo en práctica animando a tu hija a jugar en el parque con otros niños y niñas, controlando desde lejos que todo va bien, pero siempre dejando que ella pueda tener la oportunidad de emplear las estrategias que le has enseñado. Y por supuesto, su padre siempre debe ser el modelo a seguir para su hija, y debes evitar tener delante de ella conductas que no te gustaría que tu hija tuviese en el día a día, resolviendo los conflictos de la misma forma en que a ti te gustaría que los resolviera.

Si tienes constancia de que ha empleado estas estrategias, debes reforzarla alabando su comportamiento. Por el contrario, si compruebas que a pesar de todo ella ha llegado a reaccionar de manera inadecuada a un conflicto, pues tu hija debe recibir una consecuencia por su acto, que nunca debe ser un castigo físico (azotes en el culo y demás) porque estarías contradiciendo el mensaje que tú le quieres transmitir. La consecuencia puede ser que no pueda hacer algo que le agrade o que deba pedir disculpas y hacer algo por la otra persona, por ejemplo. Es algo que debes analizar.

Si tienes dudas, puedes ponerte en contacto con profesionales de la psicopedagogía y la psicología infantil, o hablar con los maestros y maestras de tu hija sobre este asunto. Seguro que pueden aportarte ideas y consejos para ayudaros a ti y a tu hija.